Una preciosa hacienda de olivar perfectamente preparada para eventos en El Aljarafe sevillano

Sevilla, Aljarafe, ID: 410823 | Precio a consultar

Sobre esta propiedad

El origen de esta Hacienda de olivar se sitúa en el S XIV, según consta en datos sobre el repartimiento de Sevilla, una vez conquistada la Ciudad por Fernando III el Santo. Pero la historia y orígenes de este lugar son muy anteriores. Fue centro de una pujante villa romana que, tras la ocupación árabe de la que quedan vestigios arquitectónicos se consolida como un importantísimo centro productor de aceite de oliva (S XVI – S XX).

Está dividida en dos partes en la que se encuentran tres patios. En esta parte de la Hacienda se encuentra el patio de labor, donde se distribuye la Almazara de Prensa de viga y el resto de las dependencias, destacando la torre de contrapeso junto a la singularidad y belleza del resto de sus dependencias, pues conserva todo el sabor de la arquitectura rural de la época.

Tiene una zona ajardinada en la entrada, muy agradable a vista de todos y en el que el olor del jazmin se mezcla con los paraísos y jacarandas.

Destacar que durante la dominación Musulmana, esta Hacienda perteneció al distrito de Hish-al-Farach, hoy San Juan de Aznalfarache, hasta la reconquista en el año 1248 y con ella el repartimiento, empezando a despoblarse quedando como en la actualidad como simples caseríos o Haciendas. Ya en el siglo XVII, la finca alojó al Embajador Hasekura y sus acompañantes durante su breve estancia por tierras andaluzas.

Las diferentes culturas que la Hacienda ha ido alojando han ido dejando influencias arquitectónicas que a día de hoy se siguen conservando y apreciando en la misma. La Hacienda está declarada como Patrimonio Inmueble de Andalucía por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.