Una importante casa palaciega con jardín, original del SXVII, en el centro de Antequera

Malaga, Antequera, Centro histórico, ID: 290051 | Precio a consultar

Sobre esta propiedad

Esta es una casa muy importante. Su historia y la de sus fundadores está íntimamente vinculada a la conquista de Antequera en 1412 por el Infante Fernando de Castilla (llamado “el de Antequera”). No en vano, D. Gonzalo Chacón Ruiz de Narváez acompañó en 1.410 en la conquista de Antequera al Infante Don Fernando, que le hizo merced del pendón real y de los oficios de Alférez Mayor y Alguacil Mayor de Antequera. Posteriormente el rey Carlos II le concedió a sus descendientes un marquesado produciéndose desde entonces un estrecho vínculo entre la familia y Antequera.

La fachada del palacio es de estilo Manierista, uno de los pocos ejemplos de arquitectura civil ya que era más utilizado para edificios oficiales, tipo  la Real Chancillería de Granada.

Por su imponente fachada, revela su carácter emblemático como símbolo urbano jerarquizante el nuevo posicionamiento de la familia, convirtiéndose en seña de la identidad arquitectónica y urbanística de la ciudad, siendo ejemplo de los nuevos cambios que se produjeron en el sector frente a la aristocracia local.

Respecto a la casa, está construida sobre una parcela de trazado trapezoidal. Cabe resaltar su preciosa galería con doble arcada soportada por columnas de mármol.

El edificio es de planta irregular casi triangular y consta de tres alturas. La planta baja se estructura a partir de un amplio zaguán rectangular cubierto por un interesante artesonado en cuyo lateral se abre la escalera de acceso a las habitaciones principales.

A través de una cancela neorenacentista se desemboca a un patio rectangular y descentrado, que presenta una única ala de galerías en la cara suroeste, en la crujía que se corresponde con la fachada principal.

Este espacio es de tres plantas superpuestas articuladas mediante dos niveles de galerías abiertas a manera de “loggia” con arcos de medio punto sobre columnas toscanas de mármol muy estilizadas en los dos primeros pisos y de estructura adintelada en el último.

En esta crujía es donde se ubican las habitaciones principales dispuestas a lo largo de un estrecho y largo corredor que abre al patio a través de la galería cerrada mediante ventanales de maderas con celosías.

A la planta que se desarrolla mayoritariamente como ático se accede por una escalera de caracol que comunica con la zona de servicio.

Directamente desde el patio se accede a un jardín, reconstruido a comienzos del SXX según el estilo romántico, con plantas trepadoras, setos, arriates geométricos, macizos de cipreses y otros arbustos, cuyo perímetro en el lado sur-suroeste se encuentra cerrado por una tapia almenada.

La irregularidad del terreno obliga a franquear este recinto mediante estrechas escaleras dispuestas en ángulo que conducen a un pasillo perimetral a modo de barbacana. En esta zona se ubican dependencias para servicios, lavadero, etc…, y en un nivel superior una estancia para residencia de huéspedes.