Una casa contemporánea con magníficas vistas a la ría Cubas (frente al Club de Golf de Pedreña)

Cantabria, Urb. Somo-Boo, ID: 390005 | Venta: 2.500.000€

Sobre esta propiedad

Casa contemporánea cuya estructura en “L” la convierte en un mirador sobre su privilegiado entorno, el estuario de la bahía de Santander.

La luz y el paisaje han sido tratados por sus creadores como un elemento más de su estructura. En el interior, algunas piezas que son clásicos del diseño le aportan un cálido y actual contrapunto.

Situada en una ladera de la bahía de Santander, esta casa interacciona con naturalidad con el paisaje, el estuario en primer término enmarcado por lejanas montañas. La luz y el paisaje, su entorno, se convierte gracias a su pensada estructura, en una habitación abierta más de la casa. La clave de su éxito es su acertada orientación y distribución.

PAra su planificación se ha tenido muy en cuenta el entorno. Para ello, los arquitectos han apostado por una planta distribuida en «L». Las áreas de día y noche se ubican en lados opuestos de la casa, con la particularidad de que cada una se sitúa a diferente altura, haciendo suyo el desnivel del terreno. Así, los desniveles pasan a formar activa de su planificación, ayudando a marcar la organización interior de la casa.

Esta solución aporta como resultado una amplia fachada, que era uno de los condicionantes de los propietarios, con el mínimo impacto visual y la máxima integración en el paisaje.

Además de los desniveles, el diseño de la casa ha tenido muy en cuenta la orientación, las vistas y los sistemas constructivos utilizados. En el exterior, los materiales empleados -hormigón tratado, panelados de aluminio, roble y vidrio- ayudan a dar forma a la propuesta, enfatizando la luminosidad del volumen superior, que queda materialmente suspendido en el espacio.

El interior, por su parte, se ha resuelto con materiales como el pavimento de roble, caucho y piedra caliza blanca. Este fondo neutro enfatiza la acertada elección del mobiliario, en el que se alternan piezas de Charlotte Perriand, Jean Prouvé o Serge Mouille.

La casa está planteada para poder dividirse en la vivienda principal (dos plantas de arriba) y un apartamento completo con cocina en la de abajo con entrada independiente.

Tiene ascensor, piscina climatizada de 20 m, depuradora propia para el suministro de agua de toda la casa, aljibe de 25.000 L, cocina con mobiliario Bulthaup, carpintería metálica SCHÜCO, calefacción con suelo radiante de gas-oil, aire acondicionado centralizado sectorizado, jardín con riego automático e iluminación nocturna, sistema de alarma, puerta garaje y exterior automatizadas…