Un palacete del SXIX con un gran jardín botánico de arboleda centenaria e instalaciones hípicas entre Madrid y Lisboa

Portugal, Alentejo, A 10' de Badajoz, ID: 770002 | Precio a consultar

Sobre esta propiedad

Este lugar es mágico, sorprendente, un oasis de paz, una explosión de naturaleza, arboleda adulta entre la que destacan unas magníficas secuoyas, cedros libaneses, araucarias y araucanas, algunos ejemplares de más de 30 m de altura.

El jardín los diseñó en la primera mitad del SXIX el mismísimo Jean-Claude Forestier y es una de las pocas obras suyas registradas en la Península Ibérica junto con el Parque de María Luisa de Sevilla, el de Moratalla en Hornachuelos, el de la Ascensión en Badajoz y los Jardines de la casa del Rey Moro en Ronda.

Se trata de un jardín romántico, con una base de grandes árboles americanos, completados con palmeras (sobre todo Washingtonia Robusta) y todo un elenco de plantas autóctonas y ornamentales. El conjunto es extraordinario y tiene un beneficioso efecto micro-clima que disfrutan los habitantes de la casa de forma clara y directa.

En el centro del jardín, en un emplazamiento totalmente privado, un magnífico palacete de estilo afrancesado. El interior es muy acogedor, con suelos de madera de lama ancha, grandes ventanales, techos muy altos con preciosas escayolas policromadas, portaje centenario, vidrieras tintadas… Cualquier rincón de la casa es una maravilla y desde cualquiera de las estancias se disfruta del interior de la casa pero también del exterior ya que la vista del jardín es omnipresente en todos los rincones del interior.